Declaración conjunta para las personas con discapacidad

Hay que considerar las ventajas de la declaración conjunta para las personas con discapacidad pues pueden minimizar la cuota íntegra y   acceder a una devolución de dinero importante.

Cuando lo desigual enriquece al hombre: La declaración conjunta en la renta del 2017 para las personas con discapacidad una escalera a la igualdad

La declaración conjunta en la renta del 2017 para las personas con discapacidad permite aplicar todas las deducciones de la persona o las personas con un grado de discapacidad que forman la unidad familiar.

Por otra parte    sus rendimientos no contribuyen a aumentar la base imponible, dadas las reducciones que veremos pueden hacer en los rendimientos del trabajo.

Además tienen una reducción especial por tributar de manera conjunta.

Reducción en los rendimientos del trabajo para trabajadores activos con discapacidad

De los rendimientos brutos percibidos se puede deducir la seguridad social a cargo del trabajador.

De la diferencia obtendremos el rendimiento neto.

Y de ésta  podrán deducirse con carácter general 2.000 euros.

Los trabajadores con discapacidad en activo con un grado de discapacidad entre un 33 y un 65 % podrán deducirse además 3.500 euros, pero  si su  grado de discapacidad es superior al 65 % podrán deducirse 7.750 euros.

Aún podrán aplicarse otra deducción en función del importe resultante del rendimiento neto. Si es inferior a 14.450 euros, siempre que no haya otras rentas que superen los 6.500 euros en conjunto, en cuanto a la parte del rendimiento que sea igual o inferior a 11.250 euros, podrán reducirse 3.700 euros. En cuanto a la parte por encima de 11.250 euros y por debajo de 14.450 euros , podrán deducirse la cantidad que resulte de aplicar a la diferencia entre ambas cantidades un 1,5625%.

Mínimo personal y familiar

La Ley del IRPF define el mínimo personal y familiar como aquella parte de la base liquidable que por destinarse a satisfacer las necesidades básicas personales y familiares del contribuyente, no se somete a tributación.

Pero la cantidad que resulte de estas cantidades, no se resta de la base imponible. A dichas cantidades se aplica la tarifa que resulta de la base liquidable general y el resultado se resta de la cuota íntegra.

Estas deducciones son las siguientes:

Deducción general: 5.550 euros

Esta deducción es la misma para la tributación individual que para la conjunta. Pero siu el contribuyente es mayor de 65 años se aumenta a 6.700 euros y si es mayor de 75 años se aumenta a 8.1oo euros.

Se incrementa para los mayores de 65 años en 1.150 euros y en los mayores de 75 años en 1.400 euros.

Deducción por descendientes

En el caso de descendientes entre 3 y 25 años, para el primero se aplica una deducción de 2.400 euros, de 2.700 euros para el segundo, de 4.000 euros para el tercero y de 4.500 euros para el cuarto. Si el descendiente es menor de 3 años la deducción se aumenta en 2.800 euros.

Para aplicar esta deducción es preciso que los descendientes convivan con el contribuyente, que sean menores de 25 años y que de percibir rentas, excluidas las exentas, sean inferiores a 8.000 euros.

Mínimo por ascendientes

Para los ascendientes mayores de 65 años o con discapacidad se aplica una deducción de 1.150 euros. Si son mayores de 75 años esta deducción asciende a 1.400 euros.

Para aplicar esta deducción es preciso que los ascendientes convivan con el contribuyente al menos 6 meses al año y que tenga 65 o 75 años a 31 de Diciembre o discapacidad.

Además es preciso que no perciban rentas, excluidas las exentas, superiores a 8.000 euros.

Mínimos por discapacidad

Son compatibles con los mínimos por contribuyente, por ascendiente y por descendiente y se acumulan a estos.

Tanto para el contribuyente, como para el ascendiente o para el descendiente, estos mínimos son:

Con discapacidad: 3.000 euros, con discapacidad igual o superior al 65 %: 9.000 euros. Si en este supuesto se precisa asistencia, la deducción adicional es de 3.000 euros.

En el caso de las personas incapacitadas judicialmente, se equipara su grado discapacidad a las del 65 %, independientemente de su grado de discapacidad, y pueden deducirse 12.000 euros.

Reducciones en la base imponible

Tributación conjunta para familias con personas con discapacidad

Este tipo de declaración puede significar dos ventajas: aplicar todas las deducciones de la persona o las personas con un grado e discapacidad, sin que sus rendimientos contribuyan a aumentar la base imponible, dadas las reducciones que hemos visto pueden hacer, minimizando la cuota íntegra y permitiendo acceder a una devolución que puede ser significativa, y pueden aplicar la reducción que corresponda por declaración conjunta: de 3.400 euros o 2.150 euros.

Es pues aconsejable siempre considerar si es favorable hacer la declaración conjunta.

Si se hace esta declaración, todos los miembros de la unidad familiar han de efectuarla.

No pueden efectuar la declaración familiar el tutor y la perdona acogida a la tutela, aunque sí se puede aplicar el mínimo por descendientes.

Reducción por tributación conjunta

La tributación conjunta es opcional y pueden aplicarla:

  1. Las unidades familiares integradas por los cónyuges no separados legalmente  y los hijos menores  y los hijos mayores de edad sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada.
  2.  Las unidades familiares formadas por el padre o la madre y los hijos que conviven con uno o con otro, siempre que como en el caso anterior sean menores o se hallen incapacitados. Es el caso de matrimonios separados o de parejas de hecho.

Las parejas de hecho que tengan 2 o más hijos sólo pueden formar una unidad familiar, de un padre con todos sus hijos y el otro debe presentar declaración individual. Es aplicable a los separados legalmente, a los divorciados cuando los padre siguen conviviendo conjuntamente con los hijos.

Las unidades familiares tradicionales pueden aplicarse una reducción de 3.400 euros. Las formadas por el padre y la madre y los hijos que conviven con uno o con otro, pueden aplicarse 2.150 euros.

Reducción por contribuciones y aportaciones a sistemas de previsión social

La aportaciones a un plan de pensiones (PP) a Mutualidades de Previsión Social (MPS) o a Planes de Pensión Asegurados (PPA) producen una reducción en la base imponible igual a la aportación realizada con el límite de la menor de las siguientes cantidades: el 30 % de la suma de los rendimientos del trabajo y de actividades económicas del ejercicio y 8.000 euros. Pueden aplicarse además a favor del cónyuge con el límite de 2.000 euros.

Esta reducción es aplicable en la tributación conjunta  a cada integrante de la unidad familiar.

En estos límites no se computan las aportaciones empresariales en favor del contribuyente, como promotores de planes de pensiones o aportaciones a mutualidades de previsión social como instrumentos de previsión social, que se imputan al contribuyente con un límite independiente de 5.000 euros.

El exceso de aportación que no haya podido reducirse en el ejercicio puede reducirse en los 5 ejercicios siguientes.

Reducción por aportaciones  y contribuciones a sistemas de previsión social a favor de discapacitados

La Ley permite efectuar aportaciones en favor de otras personas:

  1. Cuando el beneficiario único y irrevocable sea una persona discapacitada con un grado de disminución igual o superior al 65 %.
  2. En el caso de que tenga un grado inferior, siempre que esté incapacitada judicialmente.
  3. O cuando el beneficiario sea una persona con discapacidad psíquica igual o superior al 33 %.
  4.  Cuando se haga en favor de familiares  en línea directa o colateral hasta el tercer grado incluido: padres, abuelos, bisabuelos, nietos, biznietos, hermanos, tíos y sobrinos.
  5. Cuando se haga en favor del l cónyuge o aquellos que ejerzan la tutela o tenga acogida  a la personas con un grado de discapacidad.

Las aportaciones que realicen a un tercero con un grado de discapacidad podrán reducirlas en la base imponible con unos límites concretos, sin que afecte a las reducciones que les correspondan por las aportaciones a su propio sistema de previsión social.

Estas aportaciones puede hacerlas también en favor de sí mismas las personas que tengan un grado de discapacidad.

Los límites son de 24,250 euros para las aportaciones realizadas por la propia persona con un grado de discapacidad y de 10.000 euros para las realizadas por un tercero en su beneficio.

Si lo aportado para la persona con discapacidad y el resto de familia supera este importe, primero se reduce lo aportado por la persona con discapacidad y después, lo que queda, se reparte con prorrata entre los familiares, tutores y acogedores que han aportado.

Reducciones por aportaciones a patrimonios protegidos de personas con discapacidad

Se pueden reducir de la base imponible las aportaciones efectuadas al patrimonio protegido de personas con discapacidad por parte de sus familias con un grado de parentesco hasta el tercer grado inclusive, así como el cónyuge o las personas que tengan su tutela o las tengan acogidas. Las aportaciones pueden ser dinerarias y no dinerarias.

El límite es de 24.250 euros para el conjunto de aportaciones y de 10.000 euros para cada aportante.

Todas las aportaciones al patrimonio protegido del discapacitado que sean deducibles para el aportante, son renta del trabajo para el discapacitado titular del patrimonio protegido.

Ello, siempre que su importe junto a las prestaciones en forma de renta de los sistemas de previsión social,  supere el doble del Salario mínimo interprofesional.

DEDUCCIONES

Deducciones por actuaciones necesarias en la vivienda habitual de personas con un grado de discapacidad

Siempre que se hubieran iniciado antes del 01/01/2013,  pueden ser objeto de deducción las  obras  de reforma interior o de elementos comunes de la finca en que tenga su residencia habitual el contribuyente y que sean necesarias para él, para su cónyuge o pariente por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado que con él  convivan l. La vivienda puede ser arrendada. También podrán efectuar esta deducción los copropietarios de la finca en que vive la persona con un grado de discapacidad.

El límite fe la base de la deducción es de 12.080 euros anuales y el porcentaje de deducción es del 25 %.

Deducción por arrendamiento de vivienda habitual en Cataluña

Se pueden deducir de la cuota autonómicas hasta el 10 por 100, máximo 300 euros o 600 en la declaración conjunta de lo que hayan satisfecho por este concepto los contribuyentes con rentas inferiores  a 20.000 euros o a 30.000 euros en la declaración conjunta, siempre que estos pagos excedan del 10 % de sus rendimientos netos y que se de alguna de las siguientes circunstancias:

-Tener a 31 de Diciembre menos de 33 años.

-Haya estado en el paro más de 182 días.

-Tenga un grado de discapacidad igual o superior al 65 %.

-Sea viudo o viuda y tenga 65 años o más.

-Si pertenece a una familia numerosa el mínimo será de 600 euros.

Deducción por viudedad en Cataluña

Los contribuyentes que queden viudos podrán deducirse de la cuota autonómica 150 euros en el ejercicio en que queden viudos y en los dos siguientes.

Si tienen a su cargo uno o más descendientes que den derecho a aplicar el mínimo por descendientes  se deducirán 300 euros, a aplicar en los ejercicios señalados, siempre que los descendientes mantengan los requisitos necesarios para aplicar el mínimo por descendientes.

AYUDA RENTA DAFAS

La deducción por familia numerosa o por ascendientes o descendientes a cargo con discapacidad es de 1.200 euros por persona con discapacidad.

Si se tuviera derecho a la deducción respecto de varios ascendientes o descendientes con discapacidad, el citado límite se aplicará de forma independiente respecto de cada uno de ellos.

Se trata de una ayuda complementaria que permiten obtener unos ingresos complementarios al efectuar la declaración de renta.

Es preciso que la persona que se practique esta deducción cotice por 100 euros al menos cada mes.

En caso de tributación individual se prorratea la ayuda entre ambos cónyuges.

En el caso de que uno no trabaje y el otro sí, puede transferirse toda la deducción al que trabaja.

Hay pensiones que no tributan en la renta, como la pensiones de gran invalidez, pero dan derecho igualmente a percibir los 1.200 euros.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Declaración de bienes situados en el extranjero: Modelo 720

Olvidó efectuar su declaración modelo 720
Olvidó efectuar su declaración modelo 720. Declaración de bienes situados en el extranjero: Modelo 720
Olvidó efectuar su declaración modelo 720

La Declaración de bienes situados en el extranjero: Modelo 720,  declaración informativa que debe presentarse el 02 de Abril de 2.018 puede ser objeto de sanciones importantes además de poder ser considerados como renta sujeta como rendimiento ordinario.

La Declaración de bienes situados en el extranjero: Modelo 720,  del ejercicio 2017 termina el próximo 02/04/2018 .  Se aplica a todo propietario de bienes en el extranjero.  Incluye las herencias yacentes. También las cuentas en coparticipación.

Información a suministrar en la Declaración de bienes situados en el extranjero: Modelo 720.

Cuentas bancarias: Tanto si son beneficiarios, como titulares o simples autorizados para disponer.

Participaciones en el capital sea a través de acciones, fondos, obligaciones o cualquier otro valor, seguros de vida o invalidez, rentistas vitalicios o temporales.

Bienes inmuebles

No existirá obligación de informar sobre ninguna cuenta

Cuando los saldos a 31 de diciembre  no superen, conjuntamente, los 50.000 €, y la misma circunstancia concurra en relación con los saldos medios del último trimestre.

La presentación de la declaración en los años sucesivos

Sólo será obligatoria cuando cualquiera de los saldos conjuntos a 31 de diciembre, o el saldo medio hubiese experimentado un incremento superior a 20.000 € respecto de los que determinaron la presentación de la última declaración. Este límite cuantitativo también es de aplicación a los valores.

Graves consecuencias en caso de falta de declaración de bienes situados en el extranjero, Modelo 720.

Hay que leer con detenimiento el Artículo 39 Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

El valor de los bienes no declarados puede tributar como renta ordinaria y  se les puede aplicar una sanción del 150 %, si no se puede demostrar que se originaron en un periodo prescrito o que se correspondían con rentas declaradas.

Puede consultar estos artículos  de mi blog sobre las consecuencias del incumplimiento de esta obligación de declarar y sobre los bienes que han de ser objeto de declaración

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

La tributación de los escritores

¿Cuándo y cómo tributan los escritores? La imaginación produce monstruos.
La tributación de los escritores no siempre implica cotizar en la seguridad social. ¿Cuándo y cómo tributan los escritores? La imaginación produce monstruos.
¿Cuándo y cómo tributan los escritores? La imaginación produce monstruos.

La tributación de los escritores en el Impuesto sobre la Renta de las Personas físicas como trabajadores por cuenta ajena por el concepto “rendimientos del trabajo” cuando ceden los derechos de explotación de su obra.  Como trabajadores por cuenta propia por el concepto de rendimiento de actividades económicas cuando la editan o la coeditan. Si no llevan a cabo habitualmente su actividad y perciben al año una cantidad inferior al salario mínimo interprofesional no están obligados a cotizar en el régimen especial de trabajadores autónomos. Dentro de estos límites es compatible su actividad con el cobro de la pensión de jubilación.

La tributación de los escritores como rendimientos del trabajo

El artículo 17 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas hace la siguiente definición del concepto de rendimientos del trabajo:

“Se considerarán rendimientos íntegros del trabajo todas las contraprestaciones o utilidades, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, que deriven, directa o indirectamente, del trabajo personal o de la relación laboral o estatutaria y no tengan el carácter de rendimientos de actividades económicas.”

Y en su apartado 2.d. incluye como rendimientos del trabajo  de los escritores: Los rendimientos derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas, siempre que se ceda el derecho a su explotación.

La tributación de los escritores como rendimientos de actividades económicas

Según el artículo 27 de la misma Ley son rendimientos de actividades económicas:

 “Se considerarán rendimientos íntegros de actividades económicas aquellos que, procediendo del trabajo personal y del capital conjuntamente, o de uno solo de estos factores, supongan por parte del contribuyente la ordenación por cuenta propia de medios de producción y de recursos humanos o de uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios.”

El escritor emprende por cuenta propia la actividad de edición y promoción de su libro.

La tributación de los escritores como rendimientos del capital mobiliario

Según el artículo 21 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas son rendimientos del capital mobiliario:  ” las utilidades o contraprestaciones, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, que provengan, directa o indirectamente, de elementos patrimoniales, bienes o derechos, cuya titularidad corresponda al contribuyente y no se hallen afectos a actividades económicas realizadas por éste.”

Y según el artículo 25.4..a. de la misma Ley quedan incluidos en este apartado, entre otros, los siguientes rendimientos, dinerarios o en especie a) Los procedentes de la propiedad intelectual cuando el contribuyente no sea el autor y los procedentes de la propiedad industrial que no se encuentre afecta a actividades económicas realizadas por el contribuyente.

Fuente: Todo Renta Ciss 2017 Pçagina 667  apartado 3.4.1. Rendimientos de la propiedad intelectual o industrial (art.25.4.a) ley IRPF

Se trata de rentas derivadas de los derechos que el Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, reconoce a personas distintas del autor. Conforme a la jurisprudencia mayoritaria, se incluyen también entre estos derechos los procedentes del software informático, especialmente porque el Tribunal Supremo considera que el software es una creación intelectual, un producto cultural.

Por tanto son rendimientos del capital mobiliario los derechos de autor derivados de la propiedad intelectual siempre que se perciban por persona que no sea el autor, herederos, y los derivados de la propiedad industrial (patentes, marcas, modelos, creaciones publicitarias…) siempre que no se encuentren afectos a actividades económicas.

Reseñar que cuando los rendimientos de la propiedad intelectual se perdiban por el propio autor será considerado como rendimientos del trabajo en la medida en que ceda los derechos a su explotación .

Si el autor realiza una actividad que supone la ordenación por cuenta propia de los medios de producción y recursos humanos o de uno de ambos con la finalidad de intervenir en la producción y distribución de bienes y servicios estaríamos en presencia de un rendimiento proveniente de actividades económicas.

Sobre la coedición

¿Constituye una actividad económica?

Efectivamente, constituye una actividad económica. Si el rendimiento neto obtenido es inferior al salario mínimo interprofesional no debería darse de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos.   Puede ser favorable para el contribuyente declarar los rendimientos obtenidos, muy posiblemente en forma de pérdidas, para reducir otras fuentes positivas de renta: rendimientos del trabajo o rendimientos del capital inmobiliario.

Artículo 48 Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

Artículo 45 Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

Este hecho   aportaría la ventaja de no tener la obligación de cotizar por el régimen especial de trabajadores autónomos, ni una incompatibilidad con el cobro de la pensión por jubilación.

Impuesto sobre el valor Añadido

El artículo 20, apartado uno, número 26.º, de la   Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido determina que están exentos del Impuesto:
26.º Los servicios profesionales, incluidos aquéllos cuya contraprestación consista en derechos de autor, prestados por artistas plásticos, escritores, colaboradores literarios, gráficos y fotográficos de periódicos y revistas, compositores musicales, autores de obras teatrales y de argumento, adaptación, guión y diálogos de las obras audiovisuales, traductores y adaptadores.”
Así pues los servicios relacionados con derechos de autor de compositores musicales y responsables de arreglos musicales, artistas plásticos, escritores, colaboradores literarios y gráficos, autores de obras teatrales, guionistas…estarán exentos del impuesto sobre el valor añadido, siempre que sean prestados por personas físicas.

 

El escritor y  el régimen especial de trabajadores autónomos

La habitualidad es un requisito necesario para que exista la obligación de los escritores de cotizar en el régimen especial de trabajadores autónomos. Los Tribunales vienen estimando la superación del salario mínimo interprofesional percibido en en el año natural como indicador de la habitualidad. Así en la Sentencia del Tribunal Supremo de 29 de Octubre de 1997 s sentó este umbral mínimo en el caso de los agentes de seguros. Hace falta que la actividad constituya un medio de vida.

Alta censal y tributación en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

El escritor que realice una actividad económica deberá efectuar su alta censal en la AEAT y tributar en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

El escritor y la jubilación

La pensión de jubilación es compatible con la realización de cualquier trabajo por cuenta propia, cuyos ingresos no superen el salario mínimo interprofesional. El salario mínimo interprofesional es de 10.302,6 euros.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Administradores de sociedades: aspectos fiscales.

Objetivo la luna: aquí mayor Tom, reducir costes fiscales
Tributación de los administradores
Objetivo la luna: aquí mayor Tom, reducir costes fiscales

La tributación de los Administradores de sociedades mercantiles depende de la forma en que pueden ser retribuidos:  por su cargo de Administrador, por el desempeño de funciones ejecutivas y también por el desempeño de funciones de carácter laboral. Las funciones que ejercen los Administradores pueden ser conceptuadas como rendimiento de actividades económicas y estar sujetas al impuesto sobre el valor añadido.

Deducibilidad de las retribuciones

Según la Ley de sociedades de capital el cargo de administrador de una sociedad mercantil es gratuito salvo que los estatutos establezcan lo contrario. En este caso los estatutos deberán precisar los conceptos retributivos: una asignación fija, un sistema de ahorro previsión, dietas de asistencia, participación en beneficios, retribución variable, participación en acciones, indemnización por cese…
El importe máximo de la remuneración anual para el conjunto de administradores deberá ser fijado en la Junta General y estará vigente hasta que no se apruebe su modificación.
Cuando el administrador de una sociedad mercantil perciba retribuciones variables, como indemnizaciones por cese, la Junta General deberá indicar previamente los parámetros.
La retribución de cada administrador se fijará por acuerdo de los administradores o del consejo de administración.
Un problema de fondo importante en la retribución de los administradores de las sociedades mercantiles se halla en las sociedades cotizadas, precisándose en las sociedades cerradas un marco flexible.
La retribución de los Administradores de las sociedades mercantiles puede darse por el desempeño del cargo de Administrador y por el desempeño adicional de funciones ejecutivas que se pueden atribuir al ser nombrado consejero delegado o por otro título. Para su retribución como consejero delegado la sociedad está obligada a suscribir un contrato en que se fije su retribución para el ejercicio de estas funciones ejecutivas, y ello con independencia de lo dispuesto en los estatutos o lo acordado por la Junta General para la remuneración de los administradores en su condición de tales. Dicho contrato deberá ser aprobado por el Consejo de Administración.
Así pues se admite una dualidad de regímenes jurídicos de retribución de los administradores de sociedades mercantiles , uno contractual y uno estatutario. El sistema contractual permite que las retribuciones sean fijadas exclusivamente por el Consejo de Administración sin necesidad de previsión estatutaria ni intervención de la junta de socios.

ASPECTOS FISCALES: CONDICIONES PARA DEDUCIR EL GASTO DE LOS ADMINISTRADORES DE SOCIEDADES MERCANTILES
Si los estatutos sociales no establecen un sistema determinado de retribución, se presume que su cargo es gratuito. En este caso, cualquier cantidad que perciban tiene la consideración de liberalidad o donación y no resulta deducible en el impuesto sobre sociedades.
Pero en caso de percibir el Administrador una retribución estatutaria como consecuencia de su cargo de Administrador, ésta supone un gasto deducible.

La DGT mediante mediante informe de 12/11/2009 resuelve:“De acuerdo con los fundamentos anteriores, los gastos representativos de las retribuciones a los administradores de sociedades mercantiles, tienen la consideración de gasto fiscalmente deducible en la determinación de la base imponible del Impuesto sobre Sociedades, de acuerdo con la ley vigente regulada en el texto refundido del impuesto sobre sociedades, cuando los estatutos establezcan el carácter remunerado del cargo, aunque no se cumpliera escrupulosamente con todos y cada uno de los requisitos,que, para cada tipo de retribución, establece la normativa mercantil.”

La resolución de 6 de Febrero de 2014 del Tribunal Económico Administrativo Central en unificación de la doctrina se pronuncia estableciendo que :”sólo es compatible la relación de carácter laboral especial de alta dirección con la de carácter mercantil del cargo de administrador de una sociedad mercantil cuando las funciones que se realizan por razón de la primera son distintas de las que se llevan a cabo por razón del último cargo y se trate de una actividad específica diversa; en otro caso ambas relaciones son incompatibles, debiendo prevalecer la calificación mercantil y sólo podrá percibir remuneraciones por dicha función cuando esté previsto en los Estatutos.”

Además la Dirección General de Tributos en consulta V0441 14 estipula que “en el caso de que se satisfaga una retribución al administrador de una sociedad merantil por el desempeño de tareas productivas o profesionales: auxiliares administrativos, contables, agentes comerciales y personal de almacén, tendrá la consideración de gasto fiscalmente deducible del período siempre que se cumplan los principios de inscripción contable, correlación de ingresos y gastos, imputación con arreglo al devengo y justificación documental y siempre que se valoren a valor de mercado.”

En la consulta V1613 15 de 26 de Mayo de 2015, en la que se resuelve una cuestión acerca de la deducibilidad de la remuneración del trabajo realizado por un ingeniero en una sociedad mercantil en la que posee el 12,5% del capital social y de la que es miembro del Consejo de Administración, aunque dicho cargo es gratuito, y todas las retribuciones percibidas son satisfechas por el trabajo realizado como ingeniero, se manifiesta de la misma manera en el sentido que las retribuciones que percibe como ingeniero serán fiscalmente deducibles siempre que cumplan los requisitos legalmente establecidos.

Calificación de las retribuciones de los administradores de sociedades mercantiles

Conforme al artículo 17.2 de la Ley del IRPF las retribuciones de los Administradores de sociedades mercantiles son rendimientos del trabajo. La retención que soportarán será del 35 % y del 19 % en el caso de empresas con una cifra de negocios inferior a 100.000 euros.

Pero si el Administrador realiza otras actividades diferentes y es socio de la sociedad y la actividad de dicha sociedad es profesional estas retribuciones se calificarán como rendimientos de actividades económicas, siempre que esté dado de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos de la seguridad social, debiendo tenerse en cuenta que dentro del concepto de actividades profesionales se incluyen las consideradas como tales en la tarifa del Impuesto sobre Actividades Económicas. La actividad realizada por el socio debe ser la misma que la que constituye el objeto social de la entidad. Es preciso además que no se den las notas de dependencia y ajeneidad, y de darse, sus rendimientos serían del trabajo. De tratarse de rendimientos de actividades económicas la retención a practicar sería del 15 %.

Hasta aquí vemos que los Administradores pueden percibir su retribución en el IRF como tales  o por la realización de una actividad empresarial y en este caso percibir sus retribuciones como rendimientos de actividades económicas.

Pero la Consulta Vinculante que se puede visualizar al final de este párrafo se refiere a la consideración de estos rendimientos como del trabajo, siéndoles por tanto de aplicación la escala de tributación de este tipo de rendimientos.

En el caso de una sociedad civil compuesta por dos socios personas físicas y dedicada a la explotación de un gimnasio dice la consulta que las actividades que constituyen el objeto de la sociedad civil y que los socios desarrollan, no tienen la naturaleza de actividades profesionales en los términos establecidos en el párrafo tercero del artículo 27.1 de la LIRPF, que dice: “No obstante, tratándose de rendimientos obtenidos por el contribuyente procedentes de una entidad en cuyo capital participe derivados de la realización de actividades incluidas en la Sección Segunda de las Tarifas del Impuesto sobre Actividades Económicas, aprobadas por el Real Decreto Legislativo 1175/1990, de 28 de septiembre, tendrán esta consideración cuando el contribuyente esté incluido, a tal efecto, en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos, o en una mutualidad de previsión social que actúe como alternativa al citado régimen especial conforme a lo previsto en la disposición adicional decimoquinta de la Ley 30/1995, de 8 de noviembre, de ordenación y supervisión de los seguros privados.”

Teniendo en cuenta lo anterior, con independencia de la naturaleza laboral o no que une a los socios con la sociedad y del régimen de afiliación a la seguridad social que corresponde a los socios, debe considerarse que los rendimientos satisfechos s éstos por el desarrollo de las actividades empresariales que constituyen el objeto de la sociedad tendrán la naturaleza de rendimientos del trabajo de los establecidos con carácter general en el artículo 17.1 de la LIRPF, al no concurrir en aquellos los requisitos establecidos en los dos primeros párrafos del artículo 27.1 de la LIRPF.

CV 1776-17 Retribución Administradores

Tributación de las retribuciones de los administradores de sociedades mercantiles en el impuesto sobre el valor añadido
Están sujetas a iva las actividades realizadas por cuenta propia, mientras que el trabajo realizado por cuenta ajena no está sujeto a la tributación en el impuesto sobre el valor añadido.
El artículo 10 de la Directiva 2006/112 CE hace referencia a la calificación de la relación de un socio como de subordinación o independencia, y exige un análisis de las condiciones de trabajo, la remuneración y la responsabilidad.
No existe subordinación cuando el socio se procura y organiza él mismo los medios personales y materiales para el ejercicio de su actividad. Por tanto, la sujeción al Impuesto sobre el Valor Añadido requiere la intervención del socio en el ejercicio de su actividad a través de la ordenación de medios propios. Por el contrario, cuando los medios principales sean titularidad de la sociedad, existe la presunción de la exclusión del socio del ámbito de aplicación del impuesto. Hay pues que ver si el socio es libre de organizar su actividad eligiendo sus colaboradores, sus vacaciones y su estructura de trabajo.
Se puede presumir que el riesgo económico recae en el socio cuando su prestación se determine en función de su porcentaje de los beneficios de la entidad o en función de las prestaciones efectivamente realizadas por él mismo.
Se ha de tener en cuenta la independencia entre el iva y el IRPF. Así pues la sujeción al iva no depende de que los rendimientos hayan sido calificados en el IRPF como del trabajo o de actividades económicas.
Elaboración sobre:
http://www.aedaf.es/plataforma/baf/baf_2016_01_T_retribucion-de-administradores.pdf

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Personas con discapacidad: IRPF 2.016 consejos para no pagar más.

Personas con discapacidad: IRPF 2.016
Personas con discapacidad: IRPF 2.016
Personas con discapacidad: IRPF 2.016

Como una maduración de lo que se dijo en la presentación de la guía útil IRPF 2016, hecha el pasado martes 25 de Abril de 2017por  Taller Escola la Barcelona, bajo el título: “Especial familias con personas con discapacidad Intelectual“, exposición realizada por su director financiero, señor Artur Feijo y con la asistencia de un gran número de padres y madres de los socios cooperaivistas, Ada García Vazquez y yo, que asistimos en representación de Coma i Roig Assessors,  os ofrecemos un resumen de aquellas cuestiones que creemos más importantes:

Pensamos que hay dos cuestiones importantes a tener en cuenta al efectuar la declaración de  las personas con discapacidad.

Y son las siguientes:
¿Cómo deben efectuar su declaración del Impuesto sobre la Renta las personas  con discapacidad: en forma conjunta con sus padres o en forma individual? Y, si presentan su declaración de forma individual o no la presentan, sus padres tienen derecho a practicar las deducciones por hijos a su cargo?

Vamos por la primera cuestión:

Podrán declarar conjuntamente con sus padres las personas con discapacidad:

Si  son menores de 18 años, o   siendo mayores de esta edad,  han sido declarados incapaces judicialmente con la patria potestad prorrogada o rehabilitada. (El Código Civil establece que la patria potestad, sobre los hijos que hubieran sido incapacitados, quedará prorrogado, por ministerio de la ley, al llegar aquéllos a la mayoría de edad. La patria potestad prorrogada “”rehabilitada”” que se ejerce sobre hijos mayores solteros, que viviendo en su compañía son declarados incapaces,…)

Si conviven  con sus padres,  aunque se admiten algunas excepciones,  como la del hijo que depende del contribuyente pero está interno en un centro especializado, o la del hijo que se ausenta de forma esporádica de la vivienda durante periodos lectivos del curso escolar.

Si perciben  rentas anuales netas, excluidas las rentas exentas, no superiores a 8.000 euros,  la declaración conjunta puede resultar beneficiosa porque:

Posiblemente  los ingresos que las personas con discapacidad  aporten a la  unidad familiar sean nulos, pues de los rendimientos del trabajo pueden deducir diversos gastos que veremos a continuación.

Y que en consecuencia,  las deducciones que  correspondan a las personas con discapacidad por el mínimo personal, por descendientes y por discapacidad resulten de aplicación a otra parte de la base imponible, la de sus padres.

Y así pues estas deducciones puedan traducirse en una devolución del Impuesto sobre la Renta.

Si las personas con discapacidad perciben rendimientos netos superiores a 8.000 euros, sus padres no podrán practicar en su declaración las deducciones que les corresponden al efectuar la declaración conjunta con su hijo por el concepto de descendientes a su cargo.

Y en este supuesto podría ser  conveniente que la persona con discapacidad realizara su declaración individualmente o que no la efectuara.

De efectuar  la familia de  la persona con discapacidad  la declaración conjunta existe la deducción de 3.400 euros y de 2.150 en el supuesto de tratarse de una familia monoparental.

De optar por la declaración conjunta: las personas con discapacidad con sus padres, todas ellas deberán efectuar la declaración conjunta.

Vamos por la segunda  cuestión:

 

En el caso de no poder efectuar la declaración de forma conjunta por ser las personas con discapacidad mayores de 18 años y en este caso no estar incapacitados judicialmente, no obstante, los padres podrán efectuar en su declaración las deducciones que les correspondan por descendientes a su cargo, y en el caso que estos sean personas con discapacidad,  las deducciones que le correspondan a estos, siempre que:

  1. Tengan menos de 25 años a 31 de diciembre o ser discapacitado judicialmente con patria potestad prorrogada o rehabilitada.
  2. Convivir con el ascendiente, aunque se admiten algunas excepciones como la del hijo que depende del contribuyente pero esta interno en un centro especializado, o la del hijo que se ausenta de forma esporádica de la vivienda durante periodos lectivos del curso escolar.
  3. Tener rentas anuales netas, excluidas las rentas exentas, no superiores a 8.000 euros.
  4. Declarar no mas de 1.800 euros de rentas, si presentan declaración individual, no obstante, este limite se puede superar sin que los padres pierdan la posibilidad de aplicar el mínimo, cuando el descendiente presenta declaración conjunta con ellos.

Como ya hemos explicado anteriormente, para efectuar declaración conjunta con sus padres, las personas con discapacidad deben percibir rendimientos netos inferiores a 8.000 euros.

Para calcular los rendimientos netos, las personas con discapacidad deben deducirse de los rendimientos del trabajo:

Reducción en los rendimientos del trabajo para personas  con discapacidad 

Con carácter general 2.000 euros

Dicha cantidad se incrementa en 3500 euros para personas  con un grado des discapacidad entre un 33 y un 65 %.

Y para aquellos trabajadores que acrediten la ayuda de una tercera persona, movilidad reducida o un grado de discapacidad superior al 65 % o bien con una discapacidad reconocida judicialmente, cualquiera que sea su grado de discapacidad, dicha cantidad se incrementa en 7.750 euros.

Reducciones cuando el rendimiento neto del trabajo  sea igual o inferior a 14,450 euros

Si el rendimiento neto es igual o inferior a 11.250 euros: 3.700 euros.

Si el rendimiento neto es superior a 11.250 euros, pero igual o inferior a 14.250 euros, deberá efectuarse el siguiente cálculo:

3.700 euros – (Rendimiento neto – 11.250) X 1,5625

Las deducciones que podrán aplicarse los padres de las personas con discapacidad en la declaración conjunta  con sus hijos o sin ellos por descendientes a cargo por los conceptos de mínimo personal y familiar,  son las siguientes:

Mínimo personal y familiar 

Estas reducciones no  se restan del conjunto de los ingresos. Sobre la suma de todas ellas se aplica   la escala de gravamen  que les corresponda y la cifra resultante se deduce de la cuota a pagar.

Mínimo personal

General: 5.550 euros

Mayores de 65 años: 1.150 euros.

Mayores de 75 años:1.400 euros.

Mínimo por descendientes entre 3 y 25 años

Primero: 2.400 euros.

Segundo: 2.700 euros.

Tercero: 4.000 euros.

Cuarto: 4.500 euros

Si es menor de 3 años se aumenta en 2.800 euros.

Mínimo por ascendientes

Mayor de 65 años o con discapacidad: 1.150 euros.

Mayor de 75 años: 1.150 euros más 1.400 euros.

Mínimo por discapacidad

Con discapacidad: 3.000 euros.

Con discapacidad igual o superior al 65 %: 9.000 euros.

Con discapacidad igual o superior al 65 % más gastos de asistencia, se incrementan los 9.000 euros en 3.000.

Mínimo por discapacidad en ascendientes o descendientes

Con discapacidad: 3.000 euros.

Con discapacidad igual o superior al 65 %: 9.000 euros.

Con discapacidad igual o superior al 65 % más gastos de asistencia, se incrementan los 9.000 euros en 3.000.

 

La ayuda a la renta DAFAS (deducción por familia números o por ascendientes y descendientes a cargo con discapacidad) supone una ayuda de 1.200 euros para persona con discapacidad a cargo.

 

Los requisitos para acogerse a esta deducción, son los mismos que para la aplicación de los mínimos por descendientes:

 

  • Que el descendiente tenga un grado de discapacidad igual o superior al 33%.
  • Que el descendiente con discapacidad conviva con el contribuyente.
  • Que el descendiente con discapacidad no supere los 8.000 euros netos anuales.
  • Que el descendiente no presente declaración de IRPF con rentas superiores a 1.800 euros.

 

Además los beneficiarios de esta deducción deberán realizar una actividad por la que se cotice a la Seguridad Social o mutualidad alternativa o bien ser pensionistas.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Programa padre 2016: Renta web 2016

 

¿Borrador, Programa padre, Renta Web?
¿Borrador, Programa padre, Renta Web?

 

 

 

 

 

 

Nos indican en Hacienda que el borrador y el Programa Padre 2016, ahora están unidos. El nuevo programa: renta WEB 2016, incluye la sencillez del borrador y la amplitud del programa padre 2016. Todos los contribuyente podrán utilizar el PROGRAMA Renta WEB 2016, y no será necesario descargar ningún programa, como antes, lo que permite hacer la declaración desde cualquier dispositivo.

 Dependiendo de la fuente de obtención de las rentas, igual que en los años anteriores, hacienda facilita un borrador con una liquidación o bien los datos fiscales a partir del 4 de Abril.

Para aquellas personas que nunca han realizado trámites en la web y cuyas rentas son muy simples, hacienda procederá a enviar el borrador a sus domicilios.

 Para el resto, deberán acceder a lo que ahora se denomina borrador/renta web 2016. Dentro de esta página ya se obtendrá una liquidación. Siempre se deberá revisar que estén todos los datos, y si la liquidación es correcta, procederán a enviarla telemáticamente. Si estamos ante una declaración compleja, en la cual se han de añadir datos, el programa renta web 2016, se articulará igual que el programa padre. 

En el caso de declaración compleja, por ejemplo que tuviera una actividad económica, permitiría descargar todos los datos e incorporar aquellos que no se encuentren en poder de la administración.

 

OPCIONES PARA AQUELLOS DECLARANTES QUE DISPONGAN DE BORRADOR:

 

En primer lugar, deberán revisar que todos los datos sean correctos marcando la pestaña “validar”. En el caso de que faltara algún dato podrán añadirlo, mediante el servicio de  tramitación del Borrador/declaración (RENTA WEB) en la página de la agencia tributaria, www.agenciatributaria.es.

Si reúnen el perfil de atención telefónica podrán modificarlo llamando a la Oficina de atención al contribuyente*, 901.200.345 (de lunes a viernes de 9 a 21 horas) o también podrán pedir cita previa por internet o en  los números de teléfono 901.22.33.44 – 91.553.00.71 para que sean atendidos en las oficinas de la administración a partir del 11 de mayo.

 

OPCIONES PARA AQUELLOS DECLARANTES QUE NO DISPONGAN DE BORRADOR

 

En este caso si la agencia tributaria ha puesto a disposición los datos fiscales, y se está obligado a presentar declaración, se podrá confeccionar la declaración desde el servicio de tramitación borrador/declaración (Renta WEB) en la página de la agencia tributaria, www.agenciatributaria.es.   También se podrá realizar  telefónicamente llamando a la Oficina de atención al contribuyente siempre que cumpla los requisitos* exigidos o bien solicitar cita previa para ser atendidos en las oficinas de la agencia tributaria a partir del 11 de mayo.

 

La presentación o confirmación del borrador/declaración podrá realizarse por Internet, por teléfono*, en cualquier oficina de la agencia tributaria , en cualquier oficina de entidad de crédito que actúe como colaboradora en la gestión recaudatoria y  en los cajeros automáticos, bancas electrónicas….

 

Por ultimo cabe recordar que para poder entrar en el Programa RENTA WEB se deberán identificar ya sea mediante certificado, DNI electrónico, CL@vePIN o referencia.

 

(*Perfil de atención telefónica, aquellos contribuyente cuyas declaraciones se califican “rentas sencillas”, por ejemplo, no entraría una renta que tiene ganancias patrimoniales de venta de activos financieros).

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Entidades sin ánimo de lucro: Donaciones, contratos de patrocinio y convenios de colaboración

 

 

¿Donación, patrocinio o convenio? Qui lo sá.

DONACIONES A ENTIDADES SIN ÁNIMO DE LUCRO

 

Título III Capítulo II artículos del 17 al 24 de la Ley 49/2002: Régimen fiscal de las donaciones y aportaciones.

Los donativos, donaciones y aportaciones realizados por personas o sociedades a favor de las entidades beneficiarias del mecenazgo dan derecho a deducción en la cuota íntegra de su imposición personal, siempre que consistan en:

-Donativos o donaciones dinerarios, de bienes o derechos.

La base de deducción del impuesto personal del donante será:

-Tratándose de donativos dinerarios, su importe.

 

Los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas tendrán derecho a deducir de la cuota íntegra el resultado de aplicar a la base de la deducción correspondiente al conjunto de donativos, donaciones y aportaciones con derecho a deducción, determinada según lo dispuesto en el artículo 18 de esta Ley, la siguiente escala:

Base de deducción Importe hasta Porcentaje de deducción
150 euros 75
Resto base de deducción 30

Si en los dos períodos impositivos inmediatos anteriores se hubieran realizado donativos, donaciones o aportaciones con derecho a deducción en favor de una misma entidad por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior, el porcentaje de deducción aplicable a la base de la deducción en favor de esa misma entidad que exceda de 150 euros, será el 35 por ciento.

 

La base de las deducciones a que se refieren los apartados 3 y 5 del artículo 68 de esta Ley, no podrá exceder para cada una de ellas del 10 por ciento de la base liquidable del contribuyente.

 

Los sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades tendrán derecho a deducir de la cuota íntegra, minorada en las deducciones y bonificaciones previstas en los capítulos II, III y IV del Título VI de la Ley 43/1995, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades, el 35 por 100 de la base de la deducción determinada según lo dispuesto en el artículo 18. Las cantidades correspondientes al período impositivo no deducidas podrán aplicarse en las liquidaciones de los períodos impositivos que concluyan en los 10 años inmediatos y sucesivos.

Si en los dos períodos impositivos inmediatos anteriores se hubieran realizado donativos, donaciones o aportaciones con derecho a deducción en favor de una misma entidad por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del período impositivo anterior, el porcentaje de deducción aplicable a la base de la deducción en favor de esa misma entidad será el 40 por ciento.

 

La base de esta deducción no podrá exceder del 10 por 100 de la base imponible del período impositivo. Las cantidades que excedan de este límite se podrán aplicar en los períodos impositivos que concluyan en los diez años inmediatos y sucesivos.

 

Desde el punto de vista contable, el sujeto pasivo ha de registrar en su contabilidad como gasto el importe de los bienes o de las cantidades donadas, de manera que el importe contabilizado no se integrará en la base imponible dado que se corresponde dicho gasto con una liberalidad del sujeto pasivo; por lo que deberá realizarse en este caso un ajuste positivo al resultado contable al tiempo de determinar la base imponible del período impositivo en el que se efectúa la donación o aportación.

 

Para tener derecho a las deducciones correspondientes por las donaciones efectuadas, se debe acreditar la efectividad de la donación efectuada, mediante certificación expedida por la entidad beneficiaria.

CONTRATOS DE PATROCINIO/ESPONSORIZACION

 

El contrato de patrocinio se encuentra definido en el artículo 24 de la Ley 34/1998, de 11 de noviembre, General de Publicidad: “El contrato de patrocinio es aquél por el que el patrocinado, a cambio de una ayuda económica para la realización de su actividad deportiva, benéfica, cultural, científica o de otra índole, se compromete a colaborar en la publicidad del patrocinador.

 

Según Consulta Vinculante V3559-16, de 3 de agosto de 2016, de la Subdirección General de Impuestos sobre las Personas Jurídicas el patrocinio de una escudería de automovilismo constituyen un gasto de publicidad realizado por la entidad interesada. Los referidos gastos no pueden ser considerados como liberalidades.

Por tanto, serán fiscalmente deducibles siempre que cumplan los requisitos en términos de inscripción contable, devengo, y justificación documental, y en la medida que no tienen la consideración de gasto fiscalmente no deducible conforme a lo establecido en el artículo 15 de la LIS.

 

El contrato de patrocinio es una prestación de servicio y está sujeta a IVA.

 

Artículo 15 Gastos no deducibles de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades.

No tendrán la consideración de gastos fiscalmente deducibles

  1. e) Los donativos y liberalidades.

No se entenderán comprendidos en esta letra e) los gastos por atenciones a clientes o proveedores ni los que con arreglo a los usos y costumbres se efectúen con respecto al personal de la empresa ni los realizados para promocionar, directa o indirectamente, la venta de bienes y prestación de servicios, ni los que se hallen correlacionados con los ingresos.

CONVENIO DE COLABORACIÓN EN ACTIVIDADES DE INTERÉS GENERAL

 

IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO

 

La Ley 49/2002 contempla el régimen fiscal aplicable a los convenios de colaboración empresarial en su artículo 25, el cual señala lo siguiente:

 

“Artículo 25 Convenios de colaboración empresarial en actividades de interés general

  1. Se entenderá por convenio de colaboración empresarial en actividades de interés general, a los efectos previstos en esta Ley, aquel por el cual las entidades a que se refiere el artículo 16, a cambio de una ayuda económica para la realización de las actividades que efectúen en cumplimiento del objeto o finalidad específica de la entidad, se comprometen por escrito a difundir, por cualquier medio, la participación del colaborador en dichas actividades.

La difusión de la participación del colaborador en el marco de los convenios de colaboración definidos en este artículo no constituye una prestación de servicios.

  1. Las cantidades satisfechas o los gastos realizados tendrán la consideración de gastos deducibles para determinar la base imponible del Impuesto sobre Sociedades de la entidad colaboradora o del Impuesto sobre la Renta de no Residentes de los contribuyentes que operen en territorio español mediante establecimiento permanente o el rendimiento neto de la actividad económica de los contribuyentes acogidos al régimen de estimación directa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.
  2. El régimen fiscal aplicable a las cantidades satisfechas en cumplimiento de estos convenios de colaboración será incompatible con los demás incentivos fiscales previstos en esta Ley.

 

Los Convenios de colaboración no constituyen una prestación de servicio, por tanto no constituye hecho imponible del Impuesto sobre el Valor Añadido.

IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES

 

Las cantidades satisfechas o los gastos realizados tendrán la consideración de gastos deducibles para determinar la base imponible del Impuesto sobre Sociedades de la entidad colaboradora tal como indica el apartado 2 del art.25 de la Ley 49/2002.

 

 

 

CONCLUSIÓN

 

Las donaciones no son deducibles, si bien dan derecho a practicar deducción en la cuota íntegra, mientras que los patrocinios son totalmente deducibles al no ser considerados como una liberalidad.

El contrato de patrocinio está sujeto a IVA.

Por otro lado, existen los convenios de colaboración que son totalmente deducibles en el Impuesto sobre Sociedades y además no devengan IVA.

 

 

Debemos hacer mención de la Consulta Vinculante D.G.T. de 2 de junio de 2011.Indica que en la medida en que las rentas obtenidas del contrato de patrocinio publicitario puedan encuadrarse en los convenios de colaboración en actividades de interés general a que se refiere el art.25 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de las entidades fiscales del mecenazgo, debe considerarse que la citada actividad no constituye una prestación de servicios a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido.

 

Amalia Aparicio

Licenciada en Derecho

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Coche de empresa: deducción del iva, retribución en especie

¿Un tigre es necesario para la actividad?
¿Un tigre es necesario para la actividad?

    

Si el coche se utiliza exclusivamente para actividades comerciales y queda aparcado en el parking de la empresa

El porcentaje de deducción del IVA sería del 100% siempre que quede acreditado que es  para actividades comerciales. Un medio de prueba puede ser el contrato de trabajo de la persona que lo utiliza en el que se indica que es comercial. En las factures de reparaciones, gasolina…han de constar los datos del vehículo y persona que lo utiliza.

Artículo 95 de la Ley del Impuesto sobre el Valor añadido Limitaciones del derecho a deducir

Uno. Los empresarios o profesionales no podrán deducir las cuotas soportadas o satisfechas por las adquisiciones o importaciones de bienes o servicios que no se afecten, directa y exclusivamente, a su actividad empresarial o profesional.

  • No obstante lo dispuesto en esta regla 2.ª, los vehículos que se relacionan a continuación se presumirán afectados al desarrollo de la actividad empresarial o profesional en la proporción del 100 por 100:
  1. e) Los utilizados en los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales.

 

Si el trabajador cada día se lleva el coche a casa para comenzar desde allí su actividad laboral de visita a los clientes

En este caso la agencia tributaria puede considerar que existe  una utilización para uso personal del vehículo.

La ley del IVA presume afectos al 50% los vehículos de turismo, con excepciones como la mencionada en el apartado anterior en caso de los utilizados en los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes Comerciales. Por lo tanto el IVA en principio sería deducible en un 50%, salvo que la empresa pruebe un grado de afectación mayor, o la agencia tributaria pruebe un grado de afectación menor del 50%.En principio salvo prueba en contra, sería deducible el IVA en un 50

A efectos  de renta el artículo 42.1 de la LIRPF dispone que “constituyen rentas en especie la utilización, consumo u obtención, para fines particulares, de bienes, derechos o servicios de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado, aun cuando no supongan un gasto real para quien las conceda”, y del cual se desprende por tanto, que la utilización para fines particulares del coche que la empresa pone a nuestra disposición debe tributar como retribuciones en especie

Por otra parte, atendiendo a la consulta vinculante V2005-09 (en el mismo sentido se expresa la consulta V1469-07), la DGT establece que “En primer lugar y con un carácter genérico, procede señalar que en los supuestos de utilización simultánea en los ámbitos laboral y particular de vehículos de empresa resulta necesario establecer un criterio de reparto (entre esa utilización laboral y la particular) en el que, de acuerdo con la naturaleza y características de las funciones desarrolladas por los trabajadores de la empresa, se valore sólo la disponibilidad para fines particulares. Al ser esta una cuestión de hecho y cuya valoración procederá realizar, por tanto, a los órganos de gestión e inspección tributaria, no puede señalarse un criterio general de determinación”

Seguidamente, la DGT señala que “No obstante, sí procede matizar que no son aceptables aquellos que se cuantifiquen en función de las horas de utilización efectiva o kilometraje, pues el parámetro determinante debe ser la disponibilidad para fines particulares”, y al final de su argumento estipula que “si esa utilización particular no tiene carácter gratuito, sino que la entidad cobra al sujeto pasivo el coste del arrendamiento financiero correspondiente a esa utilización particular (precio no inferior —por tanto— al de mercado), no existirá retribución en especie para aquel”.

Finalmente, a la hora de valorar el uso del vehículo como retribución en especie, nos remitiremos al artículo 43.1.b de la LIRPF, el cual dispone, para el caso de la utilización o entrega de vehículos automóviles, que el valor será “en el supuesto de uso, el 20 % anual del coste de adquisición para el pagador. En caso de que el vehículo no sea propiedad del pagador, dicho porcentaje se aplicará sobre el valor de mercado que correspondería al vehículo si fuese nuevo”.

 

Un ejemplo para el cálculo del coche de empresa como retribución en especie:

 

Supongamos para este caso que la empresa X S.A. pone a disposición de Alfredo, uno de sus comerciales, un coche que la misma tiene en leasing con un valor de mercado de 25.000€, y el cual utiliza tanto para su trabajo diario de lunes a viernes (sumando un total de 220 días anuales completos, sin existir posibilidad de uso del mismo para su uso personal en esos días), como para fines particulares. En función de lo establecido por la DGT, calcularemos los días completos que podemos considerar que Alfredo tiene el coche a su disposición, y que suman un total de 365 – 220 = 145 días, periodo durante el cual corresponde realizar la imputación de renta correspondiente.

Por tanto, y en el caso que nos atañe, la valoración de la renta en especie será de un 20% anual de los 25.000 € de valor de mercado que tiene el coche. Como se ha dispuesto del coche para fines particulares durante 145 días, la imputación de la retribución en especie asciende a:

25.000 € x 20% x (145 días / 365 días) = 1.986,30 €

La valoración resultante se puede reducir hasta el 30% cuando se trate de vehículos considerados eficientes energéticamente.
esta cantidad hay que sumarle el reglamentario ingreso a cuenta que corresponda, y que es el resultado de aplicar el mismo porcentaje de retención que se le aplica en nómina a Alfredo por la retribución salarial bruta, al valor de la retribución en especie. Este ingreso a cuenta podrá serle repercutido o no al trabajador.

¿Alguna limitación de vehículo per tipos, potencia, modelos?

 

En ello influye  por ejemplo la categoría de la empresa y del  trabajo realizado. Si es una multinacional  y el trabajo y la responsabilidad es muy grande, puede quedar justificado llevar un coche de alta gama. Si es una empresa pequeña dependiendo del volumen de la empresa puede ser excesivo un coche de este tipo.

Por Amalia Aparicio

Abogado Asesor fiscal

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Alquilar la empresa una vivienda a un empleado, exento de iva según la Dirección General de los Tributos

El uso como vivienda habitual requisito para la exención del iva, sea el arrendatario un particular o una persona jurídica.
El uso como vivienda habitual requisito para la exención del iva, sea el arrendatario un particular o una persona jurídica.
El uso como vivienda habitual requisito para la exención del iva, sea el arrendatario un particular o una persona jurídica.

Están exentos del IVA los arrendamientos que tengan por objeto los edificios o partes de los mismos destinados exclusivamente a viviendas, incluidos los garajes y anexos accesorios a la vivienda, así como los muebles que se cedan con el uso de la misma, no estando comprendidos en la exención los arrendamientos de viviendas para ser a su vez subarrendadas. La eficacia de la exención descansa en la figura del inquilino, que necesariamente ha de ser un particular -una persona física- único sujeto capaz de utilizar la vivienda como morada. Las empresas desarrollan su actividad cotidiana en una oficina, no necesitan una vivienda.

El problema se plantea cuando el titular del contrato, como arrendatario, resulta ser una empresa -generalmente una sociedad mercantil- que alquila el inmueble para destinarlo a vivienda de sus empleados.

La Dirección General de Tributos se ha mantenido inalterable en su negativa a reconocer la exención si el arrendatario es una entidad mercantil, incluso aunque firme el contrato para que la vivienda sea usada por alguno de sus empleados. En estos casos, según dicho centro directivo, el dueño del inmueble estará obligado a repercutir el IVA por este servicio y la sociedad arrendataria estará obligada, igualmente, a soportar la repercusión del impuesto. Aquí se produce también un auténtico coste tributario porque, al no estar afectada la vivienda, de forma directa y exclusiva, a la actividad de la empresa arrendataria, no cabe la deducción de las cuotas del IVA soportadas (artículo 95 LIVA).

Esta doctrina administrativa empieza a cuartearse como consecuencia de algunos pronunciamientos judiciales, entre los que destacan los emitidos por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), así las sentencias de 19 de noviembre de 2003 y las de 2 de junio y 18 de noviembre de 2004. Según el TSJM -que afirma basarse en la Ley y no en una interpretación analógica de la norma-, procede el reconocimiento de la exención siempre que se impida una posterior cesión del objeto del contrato por el arrendatario a favor de un tercero. Es decir, siempre que el usuario de la vivienda -el empleado o directivo de la empresa- venga expresamente designado e identificado en el contrato de arrendamiento, estableciéndose en el mismo, también de forma expresa, la prohibición de cesión, subarriendo o traspaso.

Se trata de que la empresa arrendataria no pueda destinar posteriormente el inmueble al uso que le plazca o considere oportuno emplear la vivienda como residencia de cualquier persona por ella elegida. El contrato, en resumen, debe cumplir dos requisitos ineludibles para la viabilidad de la exención: 1) ha de contener una cláusula que prohíba cualquier cesión, subarriendo o traspaso; 2) ha de designar específica y nominativamente a la persona física que va a ocupar la vivienda durante toda la vigencia del mismo, sin que la sociedad arrendataria pueda reemplazar posteriormente al inquilino inicial por otro empleado, directivo o cualquier otra persona ajena al primer y único ocupante.

Si se dan estos requisitos, tanto el dueño como el arrendatario tienen un buen resguardo jurídico para defender la exención, si bien el riesgo de chocar con una Administración discrepante debe localizarse, de forma principal, en la figura del dueño-arrendador como sujeto pasivo del Impuesto. En todo caso, la situación procesal de los contratantes será siempre distinta. Si el arrendador no repercute el IVA deberá defenderse de una eventual liquidación complementaria acudiendo a la vía económico-administrativa y posteriormente a la jurisdicción ordinaria. La sociedad arrendataria, por el contrario, deberá reaccionar inmediatamente ante la repercusión del impuesto realizado por el propietario de la vivienda, impugnando en el plazo de un mes, asimismo en la vía económico-administrativa, el citado acto de repercusión tributaria.

La sociedad arrendataria lo tiene que informar como rendimiento en especie en la nómina de los trabajadores con la correspondiente retención, independientemente de que se considere sujeto o exento de IVA.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Bienes ocultos en el extranjero, declaración extemporánea.

Leónidas en las Termópilas, de Jacques Louis David Según Plutarco: “se cuenta que uno que hurtó un zorrillo y lo ocultó debajo de la ropa, y despedazándole este el vientre con las uñas y con los dientes aguantó y se dejó morir por no ser descubierto”.
Leónidas en las Termópilas, de Jacques Louis David Según Plutarco: “se cuenta que uno que hurtó un zorrillo y lo ocultó debajo de la ropa, y despedazándole este el vientre con las uñas y con los dientes aguantó y se dejó morir por no ser descubierto”.
Leónidas en las Termópilas, de Jacques Louis David Según Plutarco: “se cuenta que uno que hurtó un zorrillo y lo ocultó debajo de la ropa, y despedazándole este el vientre con las uñas y con los dientes aguantó y se dejó morir por no ser descubierto”.

El proceso legislativo seguido por el gobierno español para inducir a los contribuyentes  a regularizar rentas procedentes de bienes ocultos en el extranjero por medio  de una amnistía fiscal de los ejercicios que en 2.012 no se hallaban prescritos, 2.008 a 2.011, mediante el pago de un gravamen especial del 10 %, sin sanciones, que estuvo vigente hasta Noviembre de 2.012, le condujo finalmente a cerrar el proceso de regularización, estableciendo una normativa que ha dejado en muy mala situación a quienes no se hubieran acogido a esta regularización.

La declaración que se presentó para regularizar fue la 750, estableciéndose deberes de información anuales para los bienes y derechos que fueron regularizados, que se tradujo en la famosa declaración 720 que debía presentarse cada año antes del mes de Abril.

Determinados bienes en el extranjero descubiertos  por la Administración Tributaria tendrán la consideración de ganancias patrimoniales no justificadas y tributarán en la base imponible general del impuesto.

 Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude («B.O.E.» 30 octubre).Vigencia: 31 octubre 2012.

Artículo 39 de la Ley del IRPF.

Artículo 134.6 del texto refundido de la ley del Impuesto sobre Sociedades.

Según esta nueva normativa , dichos bienes y derechos tendrán la consideración de ganancias de patrimonio no justificadas y se integrarán en la base imponible general del periodo impositivo más antiguo entre los no prescritos susceptibles de regularización  respecto de los cuales no se hubiera cumplido en el plazo establecido la obligación de información a que se refiere la disposición adicional decimooctava de la Ley 58/2003 de 17 de Diciembre, General Tributaria.

Se exceptuán:

“No obstante, no resultará de aplicación lo previsto en este apartado cuando el contribuyente acredite que la titularidad de los bienes o derechos corresponde con rentas declaradas, o bien con rentas obtenidas en periodos impositivos respecto de los cuales no tuviese la condición de contribuyente por este Impuesto.”

Esta nueva normativa implica la imposibilidad de probar que dichas ganancias patrimoniales se produjeron en un periodo impositivo anterior a 2.012.

Por si fuera poco la disposición adicional segunda en la Ley 7/2012, pretende acotar el ámbito temporal del precepto, cuando establece que la imputación de rentas del artículo 39.2 de la Ley del IRPF  y 134.6 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades se realizará al periodo impositivo que proceda según los señalado en dichos preceptos en el que hubieran estado en vigor dichos apartados. En fin, con ello se dice que la ganancia no justificada se imputará siempre a un periodo impositivo posterior a 2.012.

Por si no fuera poco establece la Sanción del 150 % sobre el valor de los bienes descubiertos

Según la disposición adicional primera   de la Ley 7/2012 en caso de ganancias patrimoniales no justificadas y de presunción de obtención de  ganancias patrimoniales no justificadas, determinará la comisión de infracción tributaria, que tendrá la consideración de muy grave, y se sancionará con una multa pecuniaria proporcional del 150 por ciento del importe de la base de la sanción.

La base de la sanción será la cuantía de la cuota íntegra resultante de la aplicación de los artículos citados en el párrafo anterior.

Regula además la obligación de declarar los bienes y derechos situados en el extranjero. Régimen sancionador.

   Se introduce una nueva disposición adicional decimoctava de la Ley General Tributaria con la siguiente redacción:

«Disposición adicional decimoctava Obligación de información sobre bienes y derechos situados en el extranjero

1. Los obligados tributarios deberán suministrar a la Administración tributaria, conforme a lo dispuesto en los artículos 29 y 93 de esta Ley y en los términos que reglamentariamente se establezcan, la siguiente información:

  • a) Información sobre las cuentas situadas en el extranjero abiertas en entidades que se dediquen al tráfico bancario o crediticio de las que sean titulares o beneficiarios o en las que figuren como autorizados o de alguna otra forma ostenten poder de disposición.
  • b) Información de cualesquiera títulos, activos, valores o derechos representativos del capital social, fondos propios o patrimonio de todo tipo de entidades, o de la cesión a terceros de capitales propios, de los que sean titulares y que se encuentren depositados o situados en el extranjero, así como de los seguros de vida o invalidez de los que sean tomadores y de las rentas vitalicias o temporales de las que sean beneficiarios como consecuencia de la entrega de un capital en dinero, bienes muebles o inmuebles, contratados con entidades establecidas en el extranjero.
  • c) Información sobre los bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles de su titularidad situados en el extranjero.

 2. Régimen de infracciones y sanciones.

Constituyen infracciones tributarias no presentar en plazo y presentar de forma incompleta, inexacta o con datos falsos las declaraciones informativas a que se refiere esta disposición adicional.

También constituirá infracción tributaria la presentación de las mismas por medios distintos a los electrónicos, informáticos y telemáticos en aquellos supuestos en que hubiera obligación de hacerlo por dichos medios.

Las anteriores infracciones serán muy graves y se sancionarán conforme a las siguientes reglas:

  • a) En el caso de incumplimiento de la obligación de informar sobre cuentas en entidades de crédito situadas en el extranjero, la sanción consistirá en multa pecuniaria fija de 5.000 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a una misma cuenta que hubiera debido incluirse en la declaración o hubieran sido aportados de forma incompleta, inexacta o falsa, con un mínimo de 10.000 euros.

    La sanción será de 100 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a una misma cuenta, con un mínimo de 1.500 euros, cuando la declaración haya sido presentada fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración tributaria. Del mismo modo se sancionará la presentación de la declaración por medios distintos a los electrónicos, informáticos y telemáticos cuando exista obligación de hacerlo por dichos medios.

  • b) En el caso de incumplimiento de la obligación de informar sobre títulos, activos, valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidas en el extranjero, la sanción consistirá en multa pecuniaria fija de 5.000 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a cada elemento patrimonial individualmente considerado según su clase, que hubiera debido incluirse en la declaración o hubieran sido aportados de forma incompleta, inexacta o falsa, con un mínimo de 10.000 euros.

    La sanción será de 100 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a cada elemento patrimonial individualmente considerado según su clase, con un mínimo de 1.500 euros, cuando la declaración haya sido presentada fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración tributaria. Del mismo modo se sancionará la presentación de la declaración por medios distintos a los electrónicos, informáticos y telemáticos cuando exista obligación de hacerlo por dichos medios.

  • c) En el caso de incumplimiento de la obligación de informar sobre bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero, la sanción consistirá en multa pecuniaria fija de 5.000 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a un mismo bien inmueble o a un mismo derecho sobre un bien inmueble que hubiera debido incluirse en la declaración o hubieran sido aportados de forma incompleta, inexacta o falsa, con un mínimo de 10.000 euros.

La sanción será de 100 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a un mismo bien inmueble o a un mismo derecho sobre un bien inmueble, con un mínimo de 1.500 euros, cuando la declaración haya sido presentada fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración tributaria. Del mismo modo se sancionará la presentación de la declaración por medios distintos a los electrónicos, informáticos y telemáticos cuando exista obligación de hacerlo por dichos medios.

 Declaración extemporánea de bienes ocultos en el extranjero

Conforme a la normativa que hemos expuesto, la Administración Tributaria podrá considerar que se trata de ganancias patrimoniales no justificadas que deberán tributar en la base imponible general y aplicar la sanción del 150 %.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail